Regístrate
Inicio > Anuncios > Combustibles fósiles: llamado a la acción para remover los subsidios

Anuncios

Combustibles fósiles: llamado a la acción para remover los subsidios

40 países firmaron un comunicado presentado en París Ver más

Por Hernán Carlino
Especialista en Política Climática
Investigador del Centro de Estudios en Cambio Climático Global - FTDT

Un grupo compuesto por gobiernos, organizaciones internacionales y empresas hizo muy al inicio de la COP21 un llamado a la acción para acelerar los esfuerzos destinados a remover estos subsidios.

Casi 40 países, entre los que se cuentan Alemania, Canadá, Costa Rica, Chile, Dinamarca, Estados Unidos, Etiopia, Finlandia, Francia, Filipinas, Holanda, Italia, Malasia, Marruecos, México, Noruega, Nueva Zelanda, Perú, el Reino Unido, Suecia, Suiza, Uganda y Uruguay, han firmado un comunicado denominado Reforma de los Subsidios a los Combustibles Fósiles, que fue presentado al Secretariado Ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en la apertura de la COP21, para destacar la necesidad avanzar decididamente en la reforma de las estructuras de incentivos a la exploración, producción y consumo de combustibles fósiles que aun persisten.

Esta posición debiera contribuir a dar coherencia a las políticas nacionales que simultáneamente promueven los esfuerzos de mitigación del cambio climático, y aún mantienen subsidios que provocan el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero o demoran el proceso que permita alcanzar un punto de inflexión en la tendencia de esas emisiones.

El comunicado hace un llamado a la comunidad internacional para aumentar los esfuerzos destinados a remover gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles promoviendo la transparencia en las políticas, una reforma ambiciosa y apoyo focalizado a los grupos vulnerables para evitar que sufran los impactos que pudiera provocar la remoción de los subsidios en los sectores más pobres de la sociedad.

Según las estimaciones, más de un tercio de las emisiones globales de carbono entre 1980 y 2010, fueron impulsadas por estos subsidios y su eliminación podría contribuir con casi un 14 por ciento del esfuerzo total necesario para alcanzar la meta de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados.

En la práctica, además, los subsidios a los combustibles fósiles estimulan el uso ineficiente de estos combustibles y su sobre consumo, demoran o impiden la puesta en marcha de medidas de eficiencia energética y crean barreras artificiales y muy onerosas al desarrollo de las energías renovables.

Fuente: fffsr.org/communique (http://fffsr.org/communique/)