Regístrate
Inicio > Comienza la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Doha con llamados a la implementación de las decisiones acordadas y al apego a las tareas y cronograma acordados

Comienza la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Doha con llamados a la implementación de las decisiones acordadas y al apego a las tareas y cronograma acordados

 


El presente forma parte de una serie especial, seleccionada por la Plataforma Finanzas Carbono, y orientada a analizar los avances de las negociaciones de la COP 18 en Doha. Puede acceder a más contenidos especiales sobre la COP 18 en Doha haciendo click AQUÍ.

 

 

Traducción al español* del Comunicado de Prensa del día 26 de noviembre de 2012 de la Secretaría de Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

*Traducción realizada por el equipo de la Plataforma Finanzas Carbono, puede acceder al texto original, en inglés, haciendo click AQUÍ.

(Doha, 26 de noviembre de 2012) La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático comenzó hoy con llamados a los gobiernos a enfocarse en las tareas esenciales por venir, con el fin de lograr los resultados acordados y constituir un nuevo avance en la respuesta global al cambio climático.

El recientemente electo Presidente de la Conferencia de las Partes (COP 18/CMP 8), S.E. Sr. Abdullah bin Hamad Al-Attiyah, Presidente de la Autoridad de Control Administrativo y de Transparencia de Qatar, urgió a la conferencia a apegarse a los cronogramas  acordados e implementar prontamente las decisiones previamente acordadas.

“El cambio climático es un desafío común para la humanidad. Debemos trabajar seriamente por un futuro mejor para las generaciones presentes y futuras. Tendremos una gran oportunidad durante los próximos días, y debemos aprovecharla por completo. Muchos representantes han destacado la importancia de finalizar el trabajo a tiempo, y esto requiere de que todos seamos flexibles”, dijo.

Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), destacó un importante conjunto de informes publicados poco antes de [la Conferencia de] Doha, que coinciden en la necesidad urgente de actuar para evitar que la temperatura promedio global se incremente por encima del nivel internacionalmente acordado de 2 grados centígrados, sobre el cual los impactos climáticos serían extremadamente serios.

Un análisis publicado por el Banco Mundial muestra que si no se mejoran los objetivos actuales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, el mundo se arriesga a que las temperaturas aumenten en 4 grados centígrados hacia el final de este siglo, lo que crearía efectos devastadores.

La Organización Meteorológica Mundial dice que las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero han alcanzado un nuevo récord, de 309,9 partes por millón, sin una modificación observable en su tendencia creciente. El programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) advierte que la brecha entre las acciones necesarias en términos de reducción de emisiones para permanecer por debajo de un incremento de 2 grados centígrados y lo que hasta ahora ha sido prometido por los países es cada vez mayor.

Sin embargo, todos los informes subrayan que ya se encuentran disponibles la tecnología, el financiamiento y las opciones políticas para lograr el objetivo de mantener el incremento de la temperatura por debajo de 2 grados centígrados, siempre y cuando lo gobiernos y las sociedades realicen las acciones necesarias lo suficientemente rápido.

“Los análisis de los expertos muestran consistentemente que tenemos la posibilidad de mantenernos encaminados, y que actuar ahora es más seguro y mucho menos costoso que retrasarnos. En los últimos tres años, las políticas y las acciones orientadas hacia un futuro sostenible y de energías limpias han crecido más rápido que nunca. Pero la puerta se está cerrando rápidamente, porque el ritmo y la escala de las acciones aún no son suficientes. Por esto, [la conferencia de] Doha debe cumplir con su parte para lograr una solución a más largo plazo”, dijo Christiana Figueres, la máxima autoridad en cambio climático de las Naciones Unidas.

“Los gobiernos han dicho que están dispuestos a trabajar arduamente  para avanzar en sus textos de decisión antes del segmento de alto nivel, para poder así entregar un conjunto limitado de opciones a los ministros y lograr un cierre exitoso para el final de la semana entrante”, continuó.

Para obtener una visión general de los asuntos que están siendo discutidos y negociados en Doha, lea a continuación:

La Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que se realiza en Doha (del 26 de noviembre al 7 de diciembre) cuenta con la participación de representantes gubernamentales, de empresas e industria, organizaciones ambientales, instituciones de investigación y medios. En el segmento de alto nivel del encuentro, que comenzará el 4 de diciembre y terminará con un plenario de decisiones el 7 de diciembre, está programada la participación de más de 100 ministros. La apertura del segmento de alto nivel contará también con la presencia del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Como ejemplos del impulso para el cambio que se está desarrollando en todos los niveles de la sociedad, y para resaltar el alcance de las acciones, la Secretaría de la CMNUCC estará presentando las llamadas “actividades-faro” en Doha. Estos son ejemplos destacados de iniciativas climáticas público-privadas en países en vías de desarrollo, que ya han mejorado las vidas de los pobres urbanos, y que pueden inspirar a gobiernos y empresas para hacer más. Durante la conferencia serán lanzados dos pilares más de la iniciativa “impulso para el cambio”: uno, destacando el rol de la mujer en la provisión de soluciones para el cambio climático, y otro para atraer la atención hacia enfoques innovadores para el financiamiento climático.

Los objetivos clave que los gobiernos se han impuesto para la COP 18 en Doha

1) Asegurar la continuidad del protocolo de Kioto desde el 1° de enero de 2013

El Protocolo de Kioto es el único acuerdo existente y vinculante bajo el cual los países desarrollados se comprometen a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero. El tratado garantiza la confianza política internacional en que las naciones desarrolladas continúen siendo responsables de liderar las reducciones de emisiones, y preserva los importantes sistemas legales y de contabilidad dentro del Protocolo, como modelos funcionales que pueden formar parte de acuerdos futuros.

Los asuntos clave del Protocolo sobre los que se necesita tomar decisiones en Doha incluyen:

(a)La duración del segundo período de compromiso y cómo se convertirán los objetivos en los llamados “objetivos cuantificados de limitación y reducción de emisiones” (QELROs, por sus siglas en inglés), la unidad para los compromisos vinculantes de reducción.

(b)La formulación legal de las enmiendas al Protocolo, incluyendo cómo se traspasaran los créditos de emisiones no utilizados de las economías en transición a la segunda fase del Protocolo.

2) Planificar el trabajo bajo la Plataforma de Durban

Dado que se necesitará  un esfuerzo mucho mayor para reducir las emisiones que el que se encuentra volcado en los compromisos nacionales existentes para recortar y limitar emisiones, los gobiernos decidieron el año pasado en Durban alcanzar un acuerdo universal sobre cambio climático que incluya a todos los países desde 2020, a ser adoptado en 2015, y encontrar formas concretas antes de 2020 para incrementar sus esfuerzos más allá de los compromisos existentes. En Doha, su objetivo es planificar su trabajo con el fin de:

(a)Lograr cumplir con este objetivo y su cronograma.

(b)Lograr que las diferentes circunstancias de los países sean atendidas mediante un acuerdo efectivo, justo y ambicioso.

3) Completar el Plan de Acción de Bali

Los gobiernos decidieron en Durban, a fines del año pasado, completar el Plan de Acción de Bali de 2007, cubriendo las áreas de mitigación (reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero), adaptación al cambio climático, y de desarrollo financiero, tecnológico y de capacidades que requieren los países en vías de desarrollo para construir sus futuros de bajas emisiones y resilientes al cambio climático.

En Doha, los gobiernos necesitan determinar qué elementos del Plan de Acción de Bali han sido logrados y/o implementados, qué decisiones adicionales pueden ser tomadas en Doha y qué elementos pueden necesitar ser atendidos en el futuro.

4) Completar la nueva infraestructura y preparar el camino hacia el financiamiento climático de largo plazo

Los gobiernos se encuentran completando la nueva infraestructura para canalizar la tecnología y el financiamiento para países en vías de desarrollo y han acordado avanzar hacia la implementación completa de esta infraestructura y asistencia en Doha. Esto incluye:

(a)Apoyar la decisión sobre la ubicación del Fondo Verde del Clima y el plan de trabajo de la recientemente creada Comisión Permanente de Finanzas.

(b)Decidir formalmente la ubicación y la forma de operación del Centro y la Red de Tecnología Climática del Mecanismo Tecnológico.

 

Otros asuntos clave y resultados esperados de Doha

Adaptación

Los gobiernos buscarán modos para fortalecer las capacidades de adaptación de los más vulnerables, también a través de una mejor planificación. Se prestará especial atención a una mejor protección contra las pérdidas y los daños causados por eventos de incidencia lenta como el incremento en el nivel del mar.

El Comité de adaptación, compuesto por 16 miembros, reportará ala COP sobre sus esfuerzos para mejorar la coordinación de las acciones de adaptación a escala global.

Apoyo a las acciones de los países en vías de desarrollo

Los Gobiernos completarán un registro para recoger las acciones de mitigación de los países que necesiten reconocimiento o apoyo financiero. El registro será una plataforma flexible, dinámica y basada en la web.

Acciones sobre bosques

En Doha, los gobiernos trabajaran hacia la medición de la deforestación y para asegurar el apoyo a los esfuerzos para pelear contra la misma.

Captura y almacenamiento de carbono

En Doha se considerarán formas para asegurar la efectividad y la integridad ambiental de los proyectos de captura y almacenamiento de carbono bajo el Mecanismo para un Desarrollo Limpio del Protocolo de Kioto.

Agricultura

Los gobiernos considerarán el rol crucial de la agricultura en el esfuerzo global para la adaptación al cambio climático y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desarrollo y transferencia de tecnología

Los países reunidos en Doha continuarán trabajando para permitir el desarrollo y la transferencia de tecnologías que puedan ayudar a los países en vías de desarrollo en la adaptación y mitigación de sus emisiones.

Evitar las consecuencias negativas de las acciones climáticas

En algunos casos, la implementación de las acciones que reducen emisiones podría resultar en consecuencias económicas o sociales negativas para otros países. En Doha, los gobiernos discutirán medidas para evitar dichas consecuencias en un foro especial.

 

Los siete órganos de negociación y grupos que se reúnen en Doha: 

COP – Conferencia de las Partes. Este órgano es el órgano decisor de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Se reúne anualmente.

CMP – Conferencia de las Partes en calidad de Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto. Es el órgano supremo del Protocolo de Kioto, se reúne anualmente en simultáneo con la COP y toma decisiones sobre el Protocolo.

AWG-KP – El Grupo de Trabajo Ad hoc para compromisos futuros para los países Anexo I bajo el Protocolo de Kioto. Este grupo está enfocado en la negociación de los compromisos futuros legalmente vinculantes post 2012 para los países industrializados.

AWG-LCA – El Grupo de Trabajo Ad hoc para la Cooperación a largo plazo. Este grupo fue establecido en Bali en 2007 para llevar adelante negociaciones sobre un acuerdo internacional robusto sobre el cambio climático, que fue concluido en la COP 15 en Copenhague en 2009. El trabajo del AWG-LCA se ha extendido anualmente tres veces desde la COP 15, y  será concluido en Doha.

AWG-ADP – El Grupo de trabajo Ad hoc sobre la Plataforma de Durban para la Acción Mejorada. Este grupo deberá llegar a un acuerdo internacional vinculante sobre cambio climático en 2015, que entrará en vigencia a partir de 2020. También deberá acordar formas de incrementar las ambiciones globales para la reducción de gases de efecto invernadero antes de 2020, para que el mundo tenga la oportunidad de mantener su incremento de temperatura por debajo de los 2 grados centígrados acordados.

SBSTA – Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico. Este órgano funciona como un vínculo entre la información y los diagnósticos provistos por expertos (como el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático) y la COP, que se enfoca en el desarrollo de políticas.

SBI- Órgano Subsidiario de Ejecución. El SBI realiza recomendaciones sobre asuntos de políticas e implementación a la COP y, en caso de ser requerido, a otros órganos.

 

Sobre la CMNUCC 

Con 195 partes, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) cuenta entre sus miembros a casi todos los países del mundo y es el tratado que sirve de base al Protocolo de Kioto de 1997. El Protocolo de Kioto ha sido ratificado por 193 de las partes de la CMNUCC. En el contexto del Protocolo, 37 Estados, compuestos por países altamente industrializados y países en transición hacia economías de mercado, han tomado compromisos legalmente vinculantes de limitación y reducción de emisiones. El objetivo de ambos tratados es la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que prevenga la interferencia humana nociva en el sistema climático.

Vea también: http://unfccc.int/press/items/2794.php

Siga a la CMNUCC en Twitter: @UN_ClimateTalks

La Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC en Twitter: @CFigueres

La CMNUCC en Facebook: facebook.com/UNclimatechange