Regístrate

Agricultura

Opciones para el sector agrícola de cara a la COP 22 de Marrakech

Opciones para el sector agrícola de cara a la COP 22 de Marrakech

La COP 22, que se llevará a cabo en Marrakech del 7 al 18 de noviembre de 2016, y en particular la 45° sesión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA por sus siglas en inglés), que tendrá lugar del 7 al 14 de noviembre, constituirán un punto crucial para las negociaciones sobre temas agrícolas en el marco de la Convención. En Marrakech culminará un proceso de cinco años de discusiones iniciado en 2011 en la COP 17 de Durban, el cual ha involucrado intercambio de ideas, talleres y propuestas que permitieron a los países compartir experiencias e identificar prioridades de acción sectoriales.

La referencia explícita a la seguridad alimentaria en el preámbulo del Acuerdo de París y el hecho de que un gran número de las Contribuciones Nacionales Previstas y Determinadas (INDC por sus siglas en inglés) priorizan a la agricultura como un sector clave para llevar a cabo acciones de adaptación y mitigación, proveen las bases para desarrollar marcos apropiados de apoyo para las acciones agrícolas. 119 Partes incluyeron a la mitigación en agricultura en sus INDCs y de las 138 Partes que incluyeron adaptación, casi todas (127) incluyeron a la agricultura como prioridad[1].

En este contexto, el Programa sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) del CGIAR en conjunto con CIAT, CIFOR, ICRAF e ILRI elaboraron el reporte “Opciones para la Agricultura en las conversaciones climáticas de Marrakech: mensajes para los negociadores agrícolas del SBSTA 45”. El informe delinea 10 opciones para que los negociadores consideren de cara a la próxima COP.

Estas 10 opciones están basadas en las discusiones y propuestas presentadas por las Partes en las sesiones 42 y 44 del SBSTA y cubren áreas relacionadas con los mecanismos financieros y tecnológicos de la Convención, el desarrollo de una plataforma de conocimiento y aprendizaje, la creación de un programa de trabajo sobre agricultura dentro del SBSTA y el establecimiento de un proceso de discusión sobre los aspectos técnicos de los co-beneficios de mitigación asociados a las intervenciones para la adaptación en agricultura. Cada opción ha sido elaborada en el reporte considerando sus pros y contras, con el fin de permitir a los negociadores tomar en cuenta la totalidad de las implicancias de cada una.

Las opciones incluidas en el reporte son:

1) Ligar la adaptación en agricultura a los mecanismos financieros de la Convención: Existe justificación suficiente para que el SBSTA, el Órgano subsidiario de Implementación (SBI) y la propia COP provean guía a las entidades operacionales del mecanismo financiero de la Convención (Fondo para el Medio Ambiente Mundial y Fondo Verde para el Clima -GEF y GCF por sus siglas en inglés) a fin de darle mayor prioridad a los programas de financiamiento para acciones agrícolas. Hasta el momento, la guía del SBSTA/SBI/COP a estas entidades se ha focalizado sobre asuntos operacionales más que sustantivos.

2) Fortalecer las acciones de adaptación en agricultura dentro de los procesos de transferencia y construcción de capacidades: Los esfuerzos de desarrollo tecnológico y de capacidades bajo la Convención abordan ya el sector agrícola. Una decisión del SBSTA sobre agricultura en su 45° sesión podría hacer una referencia explícita a estos vínculos y solicitar su fortalecimiento.

3) Proveer apoyo técnico para permitir a las Partes implementar sus NDCs: Los temas prioritarios destacados por las Partes en las reuniones del SBSTA que precisan apoyo para la investigación e implementación incluyen: análisis de riesgos y vulnerabilidad de los sistemas agrícolas; impactos climáticos sobre pestes y enfermedades; planeamiento de contingencia y sistemas de alerta temprana; tecnologías para reducir las pérdidas post-cosecha; servicios de información climática para la agricultura; manejo de cultivos; manejo del agua. También se identificaron una serie de temas transversales que incluyen el conocimiento indígena, la igualdad de género, la valuación económica de costos y beneficios y la preparación de propuestas financieras robustas.

4) Programa de trabajo sobre agricultura en el marco del SBSTA: Este programa podría ser entendido genéricamente como un programa de trabajo en el marco de la Convención que opere bajo el mandato del SBSTA. Desde una perspectiva procedimental, este Programa debiera incluir una Decisión y un Anexo. La primera parte de la Decisión podría incluir un preámbulo reconociendo la importancia de la agricultura en relación al cambio climático, la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible. Una segunda parte podría incluir la adopción del Programa de Trabajo con un requerimiento al SBSTA de implementarlo así como una invitación a las Partes y organizaciones para apoyar la iniciativa, incluyendo apoyo financiero. El Anexo podría incluir los objetivos del Programa, los resultados esperados, el alcance y las modalidades previstas de trabajo.

5) Apoyar la adaptación en el sector agrícola a través de procesos externos a la Convención: Los procesos y organizaciones más relevantes podrían incluir: otros sistemas y organizaciones de Naciones Unidas (FAO, Organización Meteorológica Mundial, Objetivos de Desarrollo Sostenible, IPCC, entre otros), Foro Económico Mundial, el Programa CCAFS del CGIAR, bancos de desarrollo multilaterales, entre otros. El SBSTA podría aprovechar los lazos existentes de las Partes con estas organizaciones para abordar las prioridades agrícolas resaltadas por las Partes en las reuniones 42 y 44 del SBSTA.

6) Procesos para discutir la mitigación como un co-beneficio de la adaptación en agricultura: Las medidas de adaptación como el aumento del carbono orgánico en los suelos, el uso más eficiente de fertilizantes nitrogenados, la intensificación sostenible del ganado rumiante, la agroforestería y el ahorro de agua en los cultivos de arroz irrigados podrían a la vez reducir emisiones de gases de efecto invernadero y tener un impacto positivo sobre las condiciones de vida rurales y la seguridad alimentaria. De esta forma, en lugar de impulsar un proceso formal de mitigación en el sector agrícola dentro de los canales oficiales de la Convención, el SBSTA podría impulsar foros de discusión más informales que podrían ayudar a impulsar la mitigación como un co-beneficio de la adaptación, promoviendo, entre otras cosas, la cuantificación de la reducción de emisiones asociadas a acciones de adaptación.

7) Desarrollar una plataforma de conocimiento y aprendizaje: La Plataforma podría incluir, entre otros, los siguientes contenidos: opciones técnicas para la adaptación en el sector agrícola, sinergias con la mitigación, oportunidades y dinámicas con otros sectores (como el forestal, mercados y finanzas) y mecanismos efectivos para facilitar el intercambio de lecciones y apoyo para la implementación. La Plataforma podría crearse bajo el Secretariado de la Convención o en el marco del Centro y Red de Tecnología del Clima (CTCN por sus siglas en inglés).

8) Medir la eficacia de las intervenciones de adaptación en agricultura: El SBSTA podría desarrollar guías, protocolos y métricas para evaluar los resultados de las acciones de adaptación implementadas en conjunto con organizaciones como FAO, CGIAR y el Banco Mundial, organismos que ya vienen trabajando en esta área.

9) Apoyar el desarrollo de sistemas de alerta temprana: Las sugerencias acerca del trabajo futuro que podría desarrollar el SBSTA sobre esta temática incluyen el análisis del status actual de los sistemas de alerta temprana, el análisis de necesidades tecnológicas, la difusión de información y experiencias, el desarrollo de una plataforma web para la difusión de información, la creación de mecanismos prácticos para apoyar a las Partes en el desarrollo de sistemas de alerta y la elaboración de planes de contingencia a nivel regional, nacional y subnacional.

10) Otros procesos bajo la Convención para impulsar la agricultura: Toda acción a desarrollar en el marco del SBSTA se beneficiará de las sinergias que puedan consolidarse con otros mecanismos y programas de la Convención, como el Programa de Trabajo de Nairobi, el Marco de Adaptación de Cancún, REDD+, CTCN, entre otros.  

El Reporte no promueve ninguna de estas opciones en particular sino que las pone a disposición de las Partes de la Convención para que éstas puedan tomarlas en cuenta de acuerdo a sus niveles de ambición, prioridades políticas, arreglos de implementación y horizontes de tiempo involucrados.

Puede acceder al informe completo (en inglés) aquí

 

[1] Richards M, Bruun TB, Campbell B, Gregersen LE, Huyer S, Kuntze V, Madsen STN, Oldvig MB, Vasileiou I. 2016. How countries plan to address agricultural adaptation and mitigation: An analysis of Intended Nationally Determined Contributions. CCAFS dataset version 1.2. Copenhagen: CGIAR Research Program on Climate Change, Agriculture and Food Security (CCAFS). Available at: https://cgspace.cgiar.org/handle/10568/73255

, ,

Actualizado por última vez el hace 199 días por Verónica Gutman