Regístrate
Inicio > Noticias > Un modelo de desarrollo territorial climáticamente inteligente en Nicaragua

Noticias

Un modelo de desarrollo territorial climáticamente inteligente en Nicaragua

Ocho municipios de los departamentos nicaragüenses de Matagalpa y Jinotega han sido el objeto del proyecto del Prorama Ambiental Mesoamericano en Nicaragua (MAPN), que está apoyado por el gobierno de Noruega, la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional (ASDI), y FINNFOR con financiamiento de Finlandia.

El proyecto, que se inició el año 2013 y concluyó en diciembre de 2016,  tiene como objetivo principal lograr un impacto positivo en la calidad de vida de las familias de la región, así como una mejor gestión de los recursos disponibles. Para lograr hacer frente a los efectos del cambio climático en la región, se han realizado capacitaciones para las familias productoras, centrándose en la producción agroecológica y agroforestal, el fortalecimiento empresarial y organizativo. Asimismo, se ha formalizado una propuesta de desarrollo territorial para la gestión integral de la región.

Según su coordinador territorial, Amílcar Aguilar Carrillo, “el proyecto desarrolló una propuesta de gestión territorial conocida como enfoque de Territorio Climáticamente Inteligente (TCI)”. En el período de actividad del proyecto ha habido acciones con 22 organizaciones e instituciones, buscando el desarrollo integral de la población rural a través de una mejor gestión de los recursos naturales.

 El informe de cierre de proyecto, que según fuentes del Nuevo Diario fue elaborado por “más de 90 personas en representación de cinco gobiernos municipales, cuatro entidades públicas, 12 organizaciones asociativas, tres organizaciones  gremiales, cinco ONG internacionales, cuatro organizaciones sector público y representantes de centros de investigación y fundaciones con acciones en los departamentos”, constata los resultados  positivos del mismo, que se ha traducido en una capacitación de más de 130 comunidades y 2.200 familias, focalizándose en un consumo de los alimentos más rico nutricionalmente, y una mayor igualdad de género en el seno del hogar y en las esferas comunitarias. Para la gestión de los recursos se realizaron planificaciones participativas de sus fincas y patios, y se logró un mayor y mejor acceso al mercado para las comunidades: se crearon 14 organizaciones asociativas en la zona de trabajo. También se ha creado un sistema de monitoreo de las acciones del proyecto.

Fuente: http://www.fao.org/in-action/territorios-inteligentes/articulos/experiencias-territoriales/detalle/es/c/460125/

(...)

Información sobre la noticia