Regístrate
Inicio > Noticias > “Taller Regional Agrobiodiversidad y Género: Factores clave para lograr una agricultura sostenible ante el cambio climático”

Noticias

“Taller Regional Agrobiodiversidad y Género: Factores clave para lograr una agricultura sostenible ante el cambio climático”

Fecha:  Miércoles, Octubre 26, 2016 – 22:15
Lugar:  La Antigua Guatemala, Guatemala

Antecedentes

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) lleva a cabo el Proyecto EUROCLIMA-IICA, Agricultura Sostenible, Seguridad Alimentaria y Cambio Climático en América Latina: Fortalecimiento de las capacidades de los actores clave para adaptar el sector agrícola al cambio climático y mitigar sus efectos, con financiamiento de la Comisión Europea.  El objetivo del proyecto es facilitar la integración de medidas de adaptación y mitigación del cambio climático en las políticas y los planes públicos de desarrollo a nivel nacional y regional en América Latina.

El Proyecto EUROCLIMA-IICA se desarrolla en tres componentes, uno de ellos referido al fortalecimiento de capacidades, y en el cual se han realizado diversas actividades para apoyar a los países latinoamericanos.  Estas incluyen intercambios de conocimiento en temas específicos vinculados con la resiliencia de los sistemas humanos y ecológicos ante el cambio climático, como son los agroecosistemas productivos.

El sector agropecuario de América Latina está siendo seriamente afectado por los aumentos en las variaciones climáticas y los eventos meteorológicos extremos.  Estos han conducido a pérdidas en la producción de alimentos, incluyendo granos básicos como maíz y frijol, ocasionando no sólo una menor oferta de estos productos sino también un aumento en los índices de desnutrición de las poblaciones marginadas, ya en sí vulnerables por su condición de pobreza.

En América Latina existen dos importantes centros geográficos de la domesticación de plantas y del origen prehistórico de la agricultura[1], y por lo tanto la región alberga un rico acervo de agrobiodiversidad autóctona, conformada por un gran número de cultivos ancestrales y variedades locales. En la actualidad, muchos de estos cultivos autóctonos se encuentran marginados, subutilizados y amenazados por la erosión genética, a pesar de que representan opciónes vitales para la evolución, mejoramiento y adaptación contínua de la agricultura, lo cual es especialmente crítico ahora de cara al cambio climático.

En muchas comunidades tradicionales de América Latina se mantienen agroecosistemas diversificados y prácticas agrícolas ancestrales mediante las cuales se conservan una rica diversidad de cultivos, animales domésticos y árboles útiles, de una manera sustentable.  Hay un creciente cuerpo de evidencia afirmando que los agroecosistemas diversificados son más resilientes al cambio climático, y a la vez contribuyen a la conservación del suelo, agua y la biodiversidad.  Entre los beneficios generados por los agroecosistemas diversificados se incluyen aumentos en la sostenibilidad de la producción, en la seguridad alimentaria y nutricional, y otros servicios, tanto ambientales como sociales.

Hombres y mujeres juegan papeles diferentes en el manejo de la agrobiodiversidad.  Poseen conocimientos empíricos distintos correspondientes a las diferentes actividades que desempeñan, según la división de labores culturalmente determinada.  Los hombres típicamente se dedican a los trabajos pesados asociados con la preparación de los terrenos, la siembra, el desyerbe, la cosecha y transporte de los cultivos principales.

Las mujeres rurales en su mayoría dividen su tiempo entre labores tanto domésticas como agropecuarias, que a menudo incluyen el mantenimiento y cosecha de cultivos en huertos familiares, la transformación y preparación de los alimentos, así como en la selección y conservación de las semillas. Estas activitades son fundamentales, no solamente porque permiten el mantenimiento y mejoramiento de los cultivos y variedades locales que son la base de la alimentación familiar, sino que tambien conservan los conocimientos ancestrales sobre las propiedades particulares y los usos tradicionales de los diferentes cultivos y variedades.

Con el fin de intercambiar experiencias y conocimientos acerca del papel de la agrobiodiversidad, en la adaptación al cambio climático, y el rol fundamental de las mujeres campesinas en su conservación y aprovechamiento, se llevará a cabo un taller regional sobre el tema organizado por el Proyecto EUROCLIMA-IICA.

Objetivos

  • Conocer las principales vinculaciones entre agrobiodiversidad, género y cambio climático, así como las buenas prácticas y normativas vigentes en los países latinoamericanos.
  • Generar un diálogo sobre los beneficios y oportunidades que la agrobiodiversidad propicia para la adaptación de la agricultura al cambio climático, y reconocer y fortalecer el papel de las mujeres en la gestión de la agrobiodiversidad para aumentar la seguridad alimentaria y nutricional de las comunidades rurales.

 

Participantes

Se espera la participación de 30 asistentes, representantes de gobierno de los países de Latinoamérica, tanto del sector ambiente (Puntos Focales del Programa EUROCLIMA) como del sector agropecuario, especialistas y técnicos de otras instituciones y proyectos trabajando en el tema, representantes de la Academia y del sociedad civil, así como de organizaciones socias como AECID, Bioversity International, CATIE, CIMMYT,  SE-CAC y otras.

Producto esperado

Documentadas las bases conceptuales para la articulación sobre agrobiodiversidad, género y cambio climático así como las buenas prácticas relacionadas que permitan la adaptación de la agricultura al cambio climático.

Lugar y fecha

El taller se llevará a cabo en el Centro de Formación de AECID en La Antigua (Sala 11), Guatemala, del 25 al 27 de octubre, 2016

(...)

Información sobre la noticia