Regístrate
Inicio > Noticias > Paraguay: Plantar árboles para el futuro, el nuevo proyecto del Fondo Verde del Clima

Noticias

Paraguay: Plantar árboles para el futuro, el nuevo proyecto del Fondo Verde del Clima

Un innovador proyecto en Paraguay está empleando incentivos en efectivo para promover la reforestación y la conservación de los bosques en algunas de las comunidades rurales más pobres y vulnerables del país.

La FAO y el Gobierno de Paraguay desarrollaron el Proyecto de Pobreza, Reforestación, Energía y Cambio Climático, o PROEZA, que se aprobó a principios de este año por el Fondo Verde del Clima (FVC): la primera propuesta de la FAO al Fondo que ha tenido éxito.

El proyecto de 90 millones de dólares – 25 millones de una donación del FVC y 65,2 millones de cofinanciamiento gubernamental – se ejecutará durante cinco años y llegará a alrededor de 17.000 familias rurales en el este de Paraguay, en un área aproximadamente un tercio del tamaño de Italia.

Hans Thiel, oficial de apoyo a la inversión de la FAO que coordinó el diseño del proyecto, explicó que el equipo trazó un mapa de la vulnerabilidad climática y la pobreza para identificar a las familias.

“PROEZA está verdaderamente llegando a las personas más vulnerables social y ambientalmente en Paraguay, muchas de ellas en comunidades indígenas y familias encabezadas por mujeres. Es bastante completo, con un enfoque muy fuerte en el alivio de la pobreza, el género, la resiliencia climática, la sostenibilidad, el acceso a la tierra y la titulación “, aseguró.

“Es un gran paso adelante para Paraguay en su estrategia nacional para combatir la pobreza, y da de pleno en los objetivos estratégicos y la visión de la FAO de pobreza y hambre cero”, agregó.

Desarrollar la resiliencia

En la zona del proyecto, la mayoría de las familias con niños en edad escolar reciben pagos en efectivo mensuales condicionales a través del programa público de protección social Tekoporã, vinculados principalmente a educación y atención médica.

Estas familias también dependen en gran medida del entorno natural para sus necesidades domésticas diarias: pozos y agua de lluvia para su agua, y leña y carbón para cocinar sus alimentos, generalmente a fuego abierto.

A través de PROEZA, recibirán capacitación técnica y apoyo financiero para plantar una mezcla de árboles nativos y otros de rápido crecimiento en sus tierras.

Estos “bosques plantados cerca de la naturaleza” y los sistemas agroforestales climáticamente inteligentes ofrecen múltiples beneficios: proporcionar a las familias una fuente sostenible de leña, así como madera y productos forestales no maderables valiosos para obtener ingresos, prevenir la erosión del suelo y regular el ciclo del agua.

Fuente: http://www.fao.org/in-action/agronoticias/detail/es/c/1125911/

(...)

Información sobre la noticia