Regístrate
Inicio > Noticias > Merkel augura consultas difíciles sobre el clima y Hollande ve posible un acuerdo en la UE

Noticias

Merkel augura consultas difíciles sobre el clima y Hollande ve posible un acuerdo en la UE

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea esperan cerrar este jueves en la cumbre de dos días que inician en Bruselas un complejo acuerdo sobre los objetivos que marcarán las políticas energéticas y climáticas hasta 2030. Los líderes europeos se comprometieron a lograr en esta cumbre un consenso sobre el programa de políticas energéticas y climáticas para 2030, que incluye metas sobre la reducción de emisiones de dióxido de carbono, para fomentar las renovables y para mejorar la eficiencia energética. Con los cinco proyectos planteados por España, el Gobierno considera que se eliminaría el sobrecoste energético del 10% Un nuevo invitado al debate es el objetivo de interconexiones eléctricas, tema que hasta ahora no ha figurado entre los más destacados del plan energético, pero que es muy sensible para España y Portugal. Ambos países lamentan su falta de conexiones con una reticente Francia, una situación que convierte a la Península Ibérica en una “isla” energética. El Gobierno español considera que de esta forma el Consejo Europeo ha avalado un “cambio de escenario espectacular” en materia de interconexiones energéticas y ha sentado las bases para que España deje de ser una isla energética y se acaben así los sobrecostes de producción que hasta ahora conlleva esa condición. Esta es la interpretación que hace el Ejecutivo de Mariano Rajoy del acuerdo “decisivo” al que han llegado los líderes de la UE en materia de interconexiones, ya que, según han explicado fuentes españolas, por vez primera la Comisión Europea tendrá voz a la hora de sacar adelante los proyectos de interconexión planteados por los estados miembros. La Comisión hará un seguimiento proyecto por proyecto, podrá llamar la atención a los países que no colaboren y tendrá que informar de la evolución de los mismos al Consejo. Además, fuentes del Gobierno español han destacado que se reconoce también por vez primera que los sistemas aislados energéticamente, como los de los países de la Península Ibérica y a los que se cita explícitamente en el texto final, necesitan aumentar sus interconexiones. Según el borrador de conclusiones, los estados miembros y la Comisión facilitarán la realización de proyectos de interés común y darán la máxima prioridad a los de países como España, Portugal y los estados bálticos. “La Comisión Europea es la que se va a encargar de pilotar los proyectos”, recalca el Ejecutivo español ante esos acuerdos que van a quedar plasmados en las conclusiones del Consejo Europeo que serán aprobadas mañana definitivamente. Esas conclusiones recogerán el objetivo de un 10% de interconexiones energéticas en el año 2020 y de un 15% diez años más tarde, en 2030. Son porcentajes que tienen su relevancia, aunque España recalca que lo más importante es el hecho de que la Comisión se va a implicar en el camino de los proyectos de interconexión que se presenten. En la actualidad, España tiene cinco proyectos de interconexión eléctrica en diferentes fases, cuatro de ellos terrestres y uno marítimo. Con los cinco proyectos planteados por España, el Gobierno considera que sus interconexiones energéticas llegarían al 10% y, con su puesta en funcionamiento, se eliminaría el sobrecoste del 10% que, debido a su aislamiento, padece actualmente España en la producción energética. Hollande ve posible el acuerdo La canciller alemana, Angela Merkel, auguró este jueves negociaciones difíciles sobre los objetivos que marcarán las políticas energéticas y climáticas de la Unión Europea hasta 2030, mientras que el presidente francés, François Hollande, sostuvo que “hay un acuerdo a la vista”. Alemania apoya que acordemos una reducción de las emisiones de CO2 hasta 2030 en un 40% vinculante “Las consultas no serán fáciles. No puedo predecir si tendremos un acuerdo. Alemania apoya que acordemos una reducción de las emisiones de CO2 hasta 2030 en un 40% vinculante”, señaló Merkel a su llegada a la cumbre europea que intentará llegar a un acuerdo que fije además la posición comunitaria de cara a las negociaciones de la cumbre climática en París el próximo año. La canciller alemana recordó que hasta 2020 la UE se proponía una reducción del 20% con respecto a los niveles de 1990, es decir en 30 años una disminución del 20 % y que ahora entre 2020 y 2030 se plantea una bajada de otro 20 %, de manera que haya un 40% en total. “Es decir en 10 años haríamos el mismo esfuerzo que en 30 años. Es un esfuerzo enorme y por eso las consultas no serán fáciles. También porque tendremos que mirar por nuestra competitividad internacional”, indicó Merkel. Aún así, dijo, Alemania quiere que los Veintiocho confeccionen un paquete “ambicioso” para que tengamos “innovación y capacidad a futuro” de nuestro lado y un buen punto de partida para las negociaciones de París el próximo año, siendo un ejemplo para el mundo”, explicó. Hollande por su parte, se mostró más optimista, al afirmar que “pienso que un acuerdo está a la vista sobre el clima”. “Hay un país que se resiste, entiendo, pero espero que lleguemos a un acuerdo europeo”, dijo. “Hemos hecho todo lo necesario, con Alemania y Reino Unido para que haya un acuerdo sobre el clima”, afirmó Hollande, quien aseguró que Francia actuará después en París como la embajadora de la UE para conseguir un acuerdo definitivo sobre el clima. El primer ministro finlandés, Alexander Stubb, sostuvo por su parte, que espera un objetivo de “al menos el 40%” de reducción de las emisiones de CO2 y que la UE acuerde una meta del 27 % tanto para la energía renovable en 2030 como para la eficiencia energética. El objetivo de eficiencia energética se situará en pedir un ahorro del 30% para 2030, pero, según el borrador de conclusiones, solo de manera “indicativa”. “Espero un acuerdo justo para que aquellos países que ya han avanzado en los renovables o mecanismos de eficiencia no sean castigados”, como Finlandia, recalcó. Disminución del 40% de emisiones Sobre el objetivo de reducción de emisiones, los países prevén respaldar una disminución de un 40% con respecto a los niveles de 1990, con permiso de Polonia. Ese país parece dispuesto a levantar su tradicional bloqueo en cuestiones climáticas a cambio de asegurarse el respaldo financiero europeo para modernizarse y de que se mantengan el reparto de permisos de emisión gratuitos a la industria más allá de 2020. En cuanto a las renovables, los Veintiocho acordarán que éstas sean la fuente de “al menos” un 27% de la energía que se utilice en 2030, según un borrador de las conclusiones del encuentro, un compromiso intermedio entre los que defienden situarlo en un 30%, como Alemania o Portugal, y sus opositores, como Reino Unido. Finalmente, el objetivo de eficiencia energética se situará en pedir un ahorro del 30% para 2030, pero solo de manera “indicativa”, lo que significa que no será de obligado cumplimiento.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2274611/0/cumbre-jefes-estado/union-europea/politica-energetica/#xtor=AD-15&xts=467263

(...)

Información sobre la noticia