Regístrate
Inicio > Noticias > Los cultivos nativos de México son clave para la seguridad alimentaria

Noticias

Los cultivos nativos de México son clave para la seguridad alimentaria

“Miles de años antes de que llegaran los conquistadores, las bases nutricionales de las antiguas civilizaciones de México eran los cultivos de maíz, tomates y chiles; ahora, esas plantas nativas podrían ser la clave para la producción sostenible de alimentos.”

José Sarukhán Kermez, que ayudó a establecer la Comisión Nacional de Conocimiento y el Uso de la Biodiversidad (CONABIO), explicó que analizar la variabilidad genética de los cultivos tradicionales y apoyar a los agricultores familiares que cultivan la mayor parte de los alimentos del mundo, es el futuro de la agricultura sostenible.

“No necesitamos manipular las características genéticas de estos cultivos, porque la biodiversidad ya existe, solo hay que seleccionarla y usarla con, el conocimiento de las personas que han estado trabajando en ello por miles de años”, explicó el profesor emérito y ex rector de la Universidad Nacional de México (UNAM), que ganó recientemente el Premio Tyler de Logro Ambiental, a menudo llamado el “Nobel del Medio Ambiente”.

Utilizar el conocimiento de los grupos indígenas es “absolutamente esencial”, dijo Sarukhán, pero eso requiere trabajar con una amplia gama de personas, desde los cocineros locales hasta los pequeños agricultores, especialmente en estados como Oaxaca y Chiapas, en el sur de México, donde los agricultores indígenas tienen una fuerte cultura tradicional.

La clave es la financiación

CONABIO espera obtener unos 5 millones de dólares del Fondo para el Medio Ambiente Mundial para un proyecto de cinco años que pretende acelerar la investigación de cultivos indígenas, con el fin de enriquecer la vasta base de datos en línea de la biodiversidad de la comisión e influir en la política agrícola nacional. La información de CONABIO sobre la adaptabilidad genética de las plantas nativas permitirá a los científicos desarrollar nuevas líneas, que pueden tolerar condiciones más húmedas o más áridas a medida que el clima cambia.

Sarukhán señaló que alrededor de 60 tipos de maíz se cultivan solo en México, desde la costa a nivel del mar, hasta los 3.000 metros de altitud, mientras que sólo un puñado de especies se venden comercialmente.

Protección forestal

Ante la enorme variedad de ecosistemas de México y la amenaza que pende sobre la biodiversidad de la nación, el ecologista instó a centrarse más en los planes para aumentar los ingresos locales, alabando proyectos como el del cultivo de café orgánico en los bosques de Oaxaca o el ecoturismo en Chiapas que están ayudando a las comunidades mediante un ingreso decente y un incentivo para proteger el Medio Ambiente. Las comunidades rurales e indígenas poseen del 60 al 70% de todos los bosques y ecosistemas naturales de México señalando que ese es su patrimonio, no tiene nada más de lo que vivir y es posible combinar la gestión sostenible del bosque, con ingresos más atractivos para sus propietarios. 

Fuente: Eco América

(...)

Información sobre la noticia