Regístrate
Inicio > Anuncios > Se reanudaron las negociaciones climáticas internacionales en Bonn

Anuncios

Se reanudaron las negociaciones climáticas internacionales en Bonn

Están primariamente dirigidas a la construcción de un acuerdo sobre un régimen climático universal en el 2015 y a aumentar la ambición en la mitigación hasta que el mismo entre en vigor en 2020 Ver más

  • Reanudación de la 2ª Sesión del Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para la acción reforzada
  • 38ª Sesión de los órganos subsidiarios

Por Hernán Carlino
Especialista en Política Climática
Investigador del Centro de Estudios en Cambio Climático Global - ITDT

 

Hay variados temas en discusión y una agenda exigente.

Se iniciaron el 3 de junio en Bonn, Alemania, las trigésimo octavas sesiones de los Órganos Subsidiarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y al mismo tiempo se reanudó la segunda sesión del Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban (GTE-PD) para la acción reforzada.

Se trata de unas sesiones densas, complejas y con una agenda ambiciosa y abarcadora. Las sesiones incluyen, además, numerosos talleres de trabajo y mesas redondas sobre temas importantes para el progreso de las negociaciones.

Esta segunda sesión del grupo de la Plataforma de Durban, que retoma lo actuado a fines de abril, también en Bonn, estaba planeado que se organizara en torno a mesas redondeas y talleres que permitan avanzar en el dialogo y el intercambio de ideas y propuestas. También estaba previsto que se discutieran las modalidades para avanzar con el programa de trabajo que se le ha encomendado a este grupo.

El objetivo central del grupo de negociación es establecer los elementos centrales del acuerdo para el 2015, que por ahora, en esta fase, se discuten desde una perspectiva conceptual, preparatoria, y, complementariamente, también adoptar un abordaje pragmático y orientado a resultados para elevar la ambición en la mitigación en estos años que corren hasta el 2020.

En definitiva lo que se esta negociando en este grupo es un nuevo acuerdo universal para enfrentar el cambio climático, que se aplique a todos los países, y permita orientar la acción de los gobiernos y canalizar las energías de todos los sectores para avanzar hacia economías bajas en emisiones.

Mientras eso sucede, alcanzar un acuerdo y definir los procedimientos de su implementación, se discute en simultaneo como lograr que los países hagan mas en materia de mitigación durante este periodo extendido de negociaciones.

Mientras se consideran en esta sesión del GTE-PD sobre los posibles tipos de compromisos que podrían adoptarse, y el tipo de abordaje, de abajo hacia arriba (conocidos como bottom-up) o a la inversa (top-down), el grupo también lleva a cabo talleres sobre temas críticos.

Un taller especial se enfoca en fortalecer la adaptación en el acuerdo que se espera concluir en 2015.

Otro, el tercero de unas secuencia ya establecida, relacionado con la ambición pre-2020, se enfoca en el sector de la energía, y mas específicamente en como expandir las energías renovables, mejorar la eficiencia energética y considerar como incluir la captura y almacenamiento de carbono entre las acciones que faciliten la gigantesca transformación que se hace necesaria en el sector energético.

Esta claro, en tanto, que una parte de lo que sucede en materia de transformaciones dirigidas a dar una respuesta al cambio climático, sucede fuera del ámbito de las negociaciones internacionales, pues numerosos países ponen en vigor nueva legislación climática y crecen las inversiones en energías renovables, mientras desde el sector privado aumenta la preocupación por examinar como el riesgo climático puede afectar la calidad y el valor de los activos productivos y alterar la cadena de valor. Los gobiernos locales y las comunidades, desde una diferente perspectiva también intentan fortalecer sus capacidades para hacer frente a eventos climáticos extremos, conociéndolos y anticipándolos.

Esa dinámica de transformaciones y esfuerzos debiera poder reflejarse en la visión a largo plazo y en los mecanismos de cooperación que la comunidad internacional, por vía de este proceso de negociación, acuerde en el 2015.

Según mencionábamos, como se trata de un proceso de negociación complejo y abarcador, entre los tantos temas que se tratan, se incluye el inicio de la revisión de la adecuación de la meta de 2 C, que los países adoptaron y que debe ser examinada a la luz de las nuevas evidencias sobre la intensificación del cambio climático. La presentación de un reporte de la Agencia Internacional de la Energía, ya reflejada en la Plataforma Finanzas Carbono, constituye un ejemplo del tipo de información sobre las tendencias aun predominantes en sectores que dan cuenta de una parte significativa de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Otros aspectos claves que se tratan en esta sesión de negociaciones incluyen desde la cuestión de los arreglos institucionales que permitan la mejor prevención de las perdidas y daños resultantes de eventos climáticos no extremos pero acumulativos, como determinar los medios para medir la deforestación, hasta examinar como evitar las consecuencias negativas (impactos de segundo orden) de la acción climática, esto es de aquellas medidas que toman los países para mitigar el cambio climático y que afectan principalmente, pero no exclusivamente, a los países productores de petróleo y gas.        

Un taller que ha suscitado la atención de los participantes y de los observadores es el que refleja las visiones de países y actores involucrados en materia de reforma de las modalidades y procedimientos para el Mecanismo para un Mecanismo Limpio, acordados en Marrakech hace ya mas de una década y hoy en revisión. Esta debería permitir mejorar el mecanismo y darle nuevo ímpetu, aunque para ello sea necesario, además de la consideración de los aspectos de procedimiento, atender los desequilibrios estructurales que hoy presenta. 

El Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) discute en estas sesiones, entre otros, temas como el Programa de Trabajo de Nairobi, REDD+, tecnología, investigación y observación sistemática, agricultura y acerca de nuevos mecanismos de mercado y, a la vez, mecanismos no basados en instrumentos de mercado, ambos para la mitigación.

El Órgano Subsidiario de Ejecución (OSE), a su vez, tenia una exigente agenda para estas sesiones, debiendo considerar, temas como las comunicaciones nacionales, las acciones de mitigación apropiadas a cada país, asuntos relacionados con los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kioto, planes nacionales de adaptación, financiamiento, tecnología, y fortalecimiento de capacidades, entre otros asuntos relevantes.