Regístrate
Inicio > Anuncios > Las negociaciones internacionales sobre Cambio Climático se reanudaron esta semana en Ginebra

Anuncios

Las negociaciones internacionales sobre Cambio Climático se reanudaron esta semana en Ginebra

El 2015, un año clave para enfrentar el Cambio Climático Ver más

Por Hernán Carlino
Especialista en Política Climática
Coordinador del Centro de Estudios en Cambio Climático Global - FTDT

 La primera ronda de negociaciones bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este 2015 comenzó el pasado domingo 8 de febrero en Ginebra, Suiza. Esta conferencia es la primera de varios encuentros que se llevarán a cabo en preparación de la Cumbre de Cambio Climático de París  que se celebrará en Francia en diciembre de 2015. La conferencia de París tiene el mandato de adoptar “un protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal bajo la Convención que sea aplicable a todas las partes.”

El órgano de la Convención encargado de desarrollar el Acuerdo de Paris es el Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para la Acción Mejorada (ADP). En Ginebra, el ADP tendrá reuniones correspondientes a lo que constituye la octava parte de su segunda sesión (ADP 2-8).

Se trata de la reanudación de unas conversaciones que llevan ya algún tiempo y debieran concluir a fines de este año en París con un acuerdo climático de gran alcance y largo aliento que comprometerá a todos los países a poner en vigor acciones climáticas a partir del año 2020.

Los países se proponen en estas primeras sesiones del año avanzar con los elementos claves del acuerdo y elaborar una versión más acabada del texto del futuro acuerdo, tratando de acercar las diferentes posiciones de las Partes a la vez que incluir todas las cuestiones esenciales que integran el complejo marco ordenador de la acción cooperativa internacional en esta materia.

En la apertura de las sesiones, la Secretaria Ejecutiva de la Convención, Christiana Figueres, recordó a las delegaciones nacionales que se aprestaban al diálogo, que “Debemos lograr que las emisiones globales de gases de efecto invernadero alcancen su cima tan pronto como sea posible, lanzar una profunda descarbonización de la economía mundial y, eventualmente, alcanzar un mundo climáticamente neutral en la segunda mitad de este siglo”.

En principio debe recordarse que el punto de partida de estas negociaciones actuales está constituido por los resultados de la Conferencia de Lima que, como reseñamos en su momento, concluyó con un “Llamado de Lima a la Acción”. Ese llamado incluye un texto de negociaciones que aún está en una versión borrador.

Los primeros dos días de estas sesiones estuvieron dedicados a compilar sugerencias y opciones para mejorar el texto propuestas por los países participantes con el objeto que sean incluidas en el acuerdo de París que se está diseñando.

El texto bajo redacción ha sido divido conforme con los principales tópicos sujetos a discusión, incluyendo secciones específicas dedicadas al preámbulo y las definiciones, a objetivos, mitigación, adaptación, financiamiento, tecnologías, fortalecimiento de capacidades, transparencia, plazos y aspectos procesales, implementación y cumplimiento y  provisiones de procedimientos e institucionales. La agenda de las reuniones incluye pues sesiones dedicadas a cada uno de estos temas.

La división temática y la colecta de visiones de los países ha llevado a una expansión significativa de la extensión del texto que se está negociando en casi un 200 por ciento, y, en algunos casos, por ejemplo, en lo concerniente a la mitigación, el número de páginas casi se ha triplicado. Naturalmente, esto hace necesario que en la mesa de negociación deban hacerse luego esfuerzos para disminuir la extensión del texto y lograr la mayor claridad y congruencia posibles.

Un texto más extenso y que intenta integrar perspectivas e interpretaciones diferentes de los países o de los diversos bloques ciertamente representa un desafío para las próximas sesiones de negociación, en junio próximo, debido a la necesidad de alcanzar acuerdos a partir de un texto relativamente voluminoso y que abarca asuntos complejos, si bien la Secretaria Christiana Figueres ha informado este mismo martes, que entiende que el proceso está en curso de manera que sea posible alcanzar un acuerdo para fines de año.

Ese mismo día por la mañana en el ADP las partes habían completado su primera consideración del texto, relativamente más rápido de lo que podía esperarse y las discusiones se orientaban entonces en torno de cómo realizar el proceso de edición del texto para reducir su extensión y refinarlo.  Sobre esta cuestión se exploraban distintas opciones:  entre ellas, que el texto fuera enviado a las próximas sesiones tal como esté al cierre de ésta, y se enviara una versión editada por separado, la cuestión respecto a si se admitirían nuevas propuestas para incluir en el texto ya considerado y finalmente si se habrá de avanzar con non-papers y se abrirán discusiones en grupos de negociación más pequeños.

Estas sesiones del ADP que se celebran en Ginebra se cerrarán el viernes 13 de febrero y se reanudarán en Bonn el primero de junio próximo.

Mientras tanto, de aquí a junio, el mayor interés estará puesto en considerar la presentación de propuestas de contribuciones determinadas nacionalmente lo que habrá de reflejar la voluntad de poner en marcha acciones nacionales y permitirá calibrar el nivel de ambición predominante a la hora de hacer efectivos los esfuerzos nacionales.

Más información, en inglés, en el sitio oficial de la CMNUCC: http://unfccc.int/meetings/items/6240.php