Regístrate
Inicio > Anuncios > Hacia el “manual operativo” del Acuerdo de Paris

Anuncios

Hacia el “manual operativo” del Acuerdo de Paris

Notas desde Bonn: Una nueva sesión de negociación para consolidar el régimen climático internacional 01/05/2018 Ver más

Según ha señalado en el inicio de las corrientes sesiones la Secretaria Ejecutiva de la Convención, Sra. Patricia Espinosa, se observan severos impactos del cambio climático en todo el planeta. La ciencia confirma que esos impactos se agravarán en ausencia de acciones para enfrentar el cambio climático y, además, que los tiempos para ejecutar esas acciones se acortan.

 A la luz de esa información científica confiable y desde una perspectiva estratégica, la Secretaria Ejecutiva afirma que es preciso que todos los actores -gobiernos, organizaciones no gubernamentales, empresas, inversores y los ciudadanos de todos los países-, se empeñen en acelerar la acción climática hacia el 2020. Es que los países coinciden en que la acción climática antes del 2020 es esencial.

 Luego, en el plano del sistema multilateral de negociación, la comunidad internacional debe completar las reglas de juego del Acuerdo de París, básicamente un manual operativo para la acción, que haga posible desplegar a pleno el potencial de ese Acuerdo. En tercer término, sostiene la Sra. Espinosa, es necesario que se mejoren sustancialmente las condiciones para que los países puedan ser mas ambiciosos en sus planes y políticas nacionales para detener el cambio climático.

 Para poder atender la exigente agenda de trabajo que deviene de los propósitos enunciados, estas sesiones de los Órganos Subsidiarios de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), del Protocolo de Kioto, y del Acuerdo de París, deben comenzar, entre otras tareas importantes, a redactar los textos que es preciso completar en la COP24, en Katowice, Polonia, según lo establecido para el Programa de Trabajo del Acuerdo de Paris (PAWP, por sus siglas en inglés).

 

Con ese fin, el primer día de sesiones, el lunes 30 de abril, estuvo casi enteramente dedicado a poner en marcha las labores y establecer grupos de contacto para negociar los temas destacados.

Algunas de las principales cuestiones que se continúan negociando en Bonn se vinculan con la propia naturaleza del Acuerdo de Paris, que establece procesos iterativos para elevar la ambición, reportar progresos y realizar balances mundiales. En efecto, los países deben actualizar quinquenalmente sus contribuciones nacionales, que debe ser progresivas en su ambición. Las Partes también deben informar de los progresos que hacen en relación con el marco de transparencia y rendición de cuentas establecido en el Acuerdo. Por otra parte, se ha convenido que se realizará un balance mundial, cada cinco años, para evaluar el progreso colectivo en la acción climática e informar las contribuciones nacionales de los países.

 Además de las orientaciones para la implementación del Acuerdo de Paris, cuyas negociaciones se sustancian, según los asuntos, en el Grupo Ad Hoc sobre el Acuerdo de París (APA, por sus siglas en inglés), así como en el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA) y el Órgano Subsidiario de Implementación (SBI), hay otras instancias de diálogo en marcha cuya evolución es conveniente observar.

 Por una parte, está en marcha el Diálogo de Talanoa, una conversación global sobre los esfuerzos necesarios para hacer frente al cambio climático de manera efectiva, coordinada y equitativa, al que ya nos hemos referido en una nota anterior.

 Asimismo, hay otras muchas cuestiones criticas que requieren la atención de las Partes y reflejan la complejidad y el alcance de la agenda de trabajo y del espectro temático de esta negociación.

 Entre esas cuestiones se cuentan las siguientes:

  • Diálogo Experto de Suva sobre Pérdidas y Daño (loss and damage): en estas sesiones se analizarán allí cuestiones criticas referidas a evaluación, reducción, transferencia y retención de riesgos y manejo de riesgos de extremos climáticos y de procesos climáticos de lento desarrollo.
  • Labor conjunta de Koronivia sobre la agricultura (KJWA, por sus siglas en inglés)[1]: Este proceso, que fue habilitado para las negociaciones sobre agricultura bajo la Convención, enfatiza el papel crucial que tienen la agricultura y la seguridad alimentaria en la agenda climática internacional. En estas sesiones, a partir de las presentaciones de los países, se tratarán diversos asuntos comenzando por los que figuran, entre otros, en la siguiente lista no exhaustiva:
    1. Los métodos y enfoques para evaluar la adaptación, los beneficios secundarios de la adaptación y la resiliencia;
    2. La mejora del carbono del suelo y la salud y fertilidad del suelo en praderas y tierras agrícolas, así como los sistemas integrados, incluida la gestión del agua;
    3. La mejora del uso de nutrientes y del aprovechamiento del estiércol con miras a lograr unos sistemas agrícolas sostenibles y resilientes;
    4. La mejora de los sistemas de gestión ganadera;
    5. Las dimensiones del cambio climático relacionadas con aspectos socioeconómicos y con la seguridad alimentaria en el sector agrícola;

Es claro, a partir de la enunciación parcial de lo que se esta discutiendo, que hay mucho en juego y el tiempo para construir consensos es, como casi, siempre, relativamente escaso.

[1] Convención Marco sobre el Cambio Climático (2018). Decisión 4/CP.23. Labor conjunta de Koronivia sobre la agricultura.