Regístrate
Inicio > Anuncios > En las vísperas del inicio de la COP 23, una alerta intranquilizadora sobre la distancia entre las metas del Acuerdo de París y las promesas de los países que son Partes de ese Acuerdo

Anuncios

En las vísperas del inicio de la COP 23, una alerta intranquilizadora sobre la distancia entre las metas del Acuerdo de París y las promesas de los países que son Partes de ese Acuerdo

Boletín 01: Cumbre del Clima en Bonn. 4-11-2017 Ver más

Por Hernán Carlino,
Especialista en Política Climática
Fundación Torcuato Di Tella (FTDT)

Apenas unos días antes del inicio de la COP 23, un nuevo reporte sobre la denominada “brecha de emisiones”, el octavo de la serie anual producida por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), contiene algunas conclusiones inquietantes.

Este lunes cuando se inicie la vigésima tercera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Bonn, Alemania, que será presidida por el Gobierno de Fiyi, las conclusiones del reporte resonarán con fuerza, como un mandato de eficacia para los participantes en el siempre complejo proceso de negociación del régimen climático internacional.

En efecto, si bien las metas aún pueden ser alcanzadas, los gobiernos y los actores no estatales deben lograr que se produzca un aumento significativo de la ambición para poder asegurar su cumplimiento. Es que, según “The Emissions Gap Report 2017”, los compromisos nacionales sólo aportan un tercio de las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero que serían necesarias para alcanzar los objetivos propuestos en 2015: limitar el aumento de la temperatura global por debajo de 2º C y, con mayor ambición aún, perseguir el objetivo de que ésta no se eleve mas allá de 1.5º C.

El lenguaje del reporte citado, por cierto, no deja lugar a dudas, al sostener que “Las conclusiones fundamentales del reporte son que hay una urgente necesidad de acción acelerada en el corto plazo y una ambición nacional reforzada en el largo término.” Esta acción es, coincidentemente, también necesaria para lograr los múltiples objetivos contenidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Si estas proyecciones son acertadas, incluso con la implementación plena de los compromisos asumidos por los países –incondicionales y condicionales-, es muy probable que se produzca un aumento de, al menos, 3º C en la temperatura global hacia el 2100.

Para que esto no suceda, los gobiernos deben ser capaces de contribuir con unos compromisos mucho más exigentes, precisamente cuando esos compromisos nacionales sean revisados en el 2020.

Las acciones del sector privado y de los actores en los niveles sub-nacionales, según el reporte, tienen asimismo la posibilidad de hacer una contribución significativa para cerrar la brecha de emisiones, siempre que esas iniciativas alcancen plenamente los objetivos enunciados y que esas reducciones no desplacen acciones que se realizarían en otros ámbitos.

La posibilidad de avanzar hacia acuerdos sobre los mecanismos que hagan posible el aumento de la ambición, poder preparar adecuadamente el balance global y ampliar a la escala necesaria el financiamiento climático son, precisamente, algunas de las cuestiones centrales que se dirimen en esta Conferencia de las Partes.

Referencias

[1] United Nations Environment Programme (UNEP). The Emissions Gap Report 2017: A UN Environment Synthesis Report. Noviembre de 2017