Regístrate
Inicio > Anuncios > Baterías vs combustibles fósiles: ¿una cuestión de tiempo?

Anuncios

Baterías vs combustibles fósiles: ¿una cuestión de tiempo?

El avance de los autos eléctricos y la posible competencia de las "compañías de almacenamiento de energía" como Tesla en la generación de energía auguran un punto de inflexión Ver más

Hace unas semanas una agencia de los EE. UU. envió la señal más clara hasta ahora de que los días de los combustibles fósiles están contados.

Es cierto que la economía de la quema de carbono ha sido declarada en su lecho de muerte muchas veces antes. Pero esto vino con un marco de tiempo relacionado con la última amenaza: la batería.

La Comisión Federal Reguladora de la Energía dictaminó que las llamadas "compañías de almacenamiento de energía" como Tesla Inc. y AES Corp. pueden competir contra las plantas de energía tradicionales en los mercados mayoristas de EE. UU. para fines de 2020.

"Este es un evento decisivo", dijo Joel Eisen, profesor de derecho energético en la Universidad de Richmond, "similar al momento en que los reguladores abrieron el mercado de las telecomunicaciones en la década de 1970 con sentencias que marcaron el comienzo de la era digital al dar a las computadoras acceso justo a líneas telefónicas".

Las baterías, que alguna vez fueron relegadas para alimentar dispositivos pequeños como controles remotos y relojes, ahora están preparadas para energizar las cosas más importantes para la vida cotidiana, desde teléfonos inteligentes hasta automóviles, casas y oficinas enteras. Y Big Oil (nombre usado para describir a las seis o siete compañías de petróleo y gas más grandes del mundo) se dio cuenta.

En CERAWeek por IHS Markit (Information Handling Services Markit es una empresa con sede en Londres), una conferencia anual que ha atraído a algunos de los nombres más grandes en el mundo de los combustibles fósiles a Houston hace unas semanas, los ejecutivos se reunieron para hablar sobre las baterías, no una, sino dos veces.

IHS escribió en la descripción de una de las discusiones, “La cuestión ya no es si las baterías irrumpirán en el sector eléctrico, sino cuánto y qué tan rápido”

Aquí están las tres fuerzas detrás de las baterías que los ejecutivos deberían conocer:

1) Coches eléctricos
Se ha discutido durante mucho tiempo que el ascenso de las baterías de iones de litio, que son duraderas, densas en energía y fáciles de recargar, marcaría el comienzo del fin de la era de los combustibles fósiles. Tal como están las cosas, los autos eléctricos fabricados por empresas como Tesla, General Motors Co. y BYD Co., respaldado por Warren Buffett, han reemplazado tanques de gasolina en más de 3 millones de automóviles en la ruta a nivel mundial.

Las predicciones son que los coches eléctricos a batería se venderán más que los autos a gasolina en 2040.

2) La presion sobre el gas

Ahora el avance de las baterías en los mercados de energía amenaza el reinado del gas natural, que en este momento genera alrededor de un tercio de la electricidad de los EE. UU. En California y Arizona, los servicios públicos como PG & E Corp. y Pinnacle West Capital Corp. están abandonando las plantas de gas a favor de los proyectos de energía renovable. Estas granjas solares y eólicas ahora pueden usar sistemas de almacenamiento de energía.

3) Redes de energía

El Grupo Brattle (una compañía de consultoría económica mundial) ha estimado que la decisión reciente de la Comisión de Energía podría ayudar a liberar hasta 50 gigawatios de energía almacenada en baterías en los mercados de EE. UU., lo suficiente como para iluminar 6 millones de hogares. En los próximos cinco años, el crecimiento en el almacenamiento de energía será "más exponencial que lineal", dijo Alexandra Goodson, que trabaja para el fabricante de baterías Saft.

La revolución del almacenamiento de la batería no está a la vuelta de la esquina. Los costos del paquete de iones de litio deberán reducirse a la mitad desde los niveles actuales para que los autos eléctricos compitan completamente con los que queman gasolina, dijo Albert Cheung, jefe de análisis de Bloomberg New Energy Finance. La manufactura tendrá que aumentar, así como la producción de materias primas necesarias para las baterías. La tecnología también depende de los mandatos e incentivos de política en la mayoría de los mercados.

Scott Prochazka, director ejecutivo de CenterPoint Energy Inc., describió el almacenamiento como una "gran tecnología", pero agregó: "No lo veo como una solución".

Dicho eso, los precios de la batería son una quinta parte de lo que eran hace ocho años. Y se proyecta que sigan cayendo.

Punto de inflexión

Las compañías de petróleo y gas y las empresas de servicios públicos ya están pronosticando exactamente cuándo se acumulará la energía en los automóviles y en la red. BP (British Petroleum ) prevé el pico de demanda de petróleo en la década de 2030, cuando cientos de millones de autos eléctricos salgan a la carretera. El consejero delegado del gigante del petróleo y gas natural Total SA dijo en CERAWeek que ya conducía un automóvil eléctrico.

"Estamos llegando a un punto de inflexión", dijo Steve Westly, fundador de la firma de capital de riesgo sostenible Westly Group y ex controlador y director fiscal del estado de California.

"En el futuro, la gente hablará de energía en términos de kilovatios por hora (Kw-h) en lugar de petróleo por barril".

Informe original disponible en inglés en: https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-03-08/the-battery-will-kill-fossil-fuels-it-s-only-a-matter-of-time