Regístrate
Inicio > Anuncios > Banca privada comienza a limitar financiamiento a proyectos de petróleo y gas

Anuncios

Banca privada comienza a limitar financiamiento a proyectos de petróleo y gas

BNP Paribas, el banco más grande de Francia, ya no financiará proyectos de esquisto (shale oil y shale gas) ni proyectos en el Ártico Ver más

BNP Paribas SA, el mayor banco francés, se comprometió a dejar de financiar proyectos de esquisto (shale oil y shale gas) y arenas bituminosas, ampliando los compromisos anteriores en apoyo de los esfuerzos mundiales para hacer frente al cambio climático.

BNP ya no negociará con compañías cuya actividad principal sea el petróleo y el gas natural obtenidos de rocas de esquisto (shale) y arenas bituminosas, dijo el miércoles en un comunicado. La política incluye a las empresas involucradas en actividades que van desde la exploración hasta la comercialización. La compañía tampoco financiará proyectos de petróleo o gas en la región del Ártico.
 
BNP Paribas dijo que está comprometido a alinear sus actividades financieras y de inversión con los esfuerzos internacionales para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 °C hacia finales de siglo. Alcanzar ese objetivo implica reducir la dependencia mundial de los combustibles fósiles, comenzando con la energía de esquisto y arenas bituminosas, dijo el banco.

Haciéndose eco de los ambientalistas en un tema en disputa, el banco dijo que la extracción de combustible de estas fuentes emite altos niveles de gases de efecto invernadero y daña el medio ambiente de otras maneras adicionales. BNP Paribas podría ser el primer banco de gran tamaño en excluir de su lista de proyectos financiables al petróleo de esquisto y de arenas bituminosas, el cual ha permitido a EE. UU. reducir sus importaciones de petróleo así como los precios de la energía.

El financiamiento de BNP para proyectos de arenas bituminosas, petróleo del Ártico y otros combustibles intensivos en carbono totalizó $ 1,94 mil millones el año pasado, ubicándose en el 17° lugar entre los bancos internacionales, según un informe de Rainforest Action Network y otros grupos ambientalistas. Este número, no obstante, implica una reducción respecto de los $ 3,750 mil millones en 2014. Una vocero de BNP Paribas dijo, no obstante, no poder confirmar estos números.

Energía en base a carbón

Siendo antaño líder mundial en financiamiento a la industria del petróleo, BNP dejó de financiar minas de carbón y plantas de generación en base a carbón en los últimos años, junto con otros grandes bancos europeos como Societe Generale SA, HSBC Holdings Plc y Credit Agricole SA. La energía, excluyendo la electricidad, representó el 4 por ciento del total de los compromisos crediticios de BNP en 2016, un descenso del 6 por ciento respecto de mediados de 2015, de acuerdo con sus archivos.

"Nuestro rol es ayudar a impulsar la transición energética", dijo el presidente ejecutivo, Jean-Laurent Bonnafe, en el comunicado. "Somos un socio de larga data en el sector de la energía y estamos decididos a apoyar la transición hacia un mundo más sostenible".

"En términos concretos, estas decisiones significan que dejaremos de proporcionar financiación a varias empresas y organizaciones que no están haciendo un esfuerzo para ser parte de la transición a una economía que emita menos gases de efecto invernadero", explicó Bonnafe en un artículo publicado el su cuenta de LinkedIn. "En el futuro, sólo financiaremos a las empresas del sector energético que estén siguiendo una política de diversificación de sus fuentes de energía".

La explosión del Shale

La producción de petróleo y gas de EE. UU. aumentó notablemente en los últimos seis años, a medida que los perforadores desbloqueaban el petróleo atrapado en las formaciones de esquisto, en parte inyectando agua, arena y productos químicos a alta presión para romper y abrir los depósitos. Prohibido en Francia, el proceso conocido como "fracturación hidráulica" (o fracking) ha estado en el centro de las controversias debido a la contaminación de fuentes de agua y la generación de terremotos.

Mientras tanto, el interés de los inversionistas hacia las arenas bituminosas -un crudo pesado cuya extracción es capital intensiva- ha disminuido, a medida que los precios, que superaban los $ 100 el barril,  se reducían a la mitad en los últimos tres años, con Royal Dutch Shell Plc vendiendo sus activos de arenas bituminosas en Canadá.

El año pasado, BNP decidió detener el desarrollo de su negocio de préstamos a compañías de esquisto basado en el criterio de reservas. En 2012, el banco vendió sus actividades crediticias en base a reservas en los Estados Unidos y Canadá a Wells Fargo & Co., incluyendo $ 9.5 mil millones en préstamos.

BNP también reiteró su objetivo de movilizar 15 mil millones de euros ($ 17,7 mil millones de dólares) en financiamiento para proyectos de energía renovable hacia 2020 y de invertir 100 millones de euros en startups en áreas como almacenamiento de energía y eficiencia.

"Definitivamente, esta es una política pionera entre los bancos globales", dijo Jason Opena Disterhoft, analista sénior de Rainforest Action Network. "Es una señal de lo que vendrá".

Fuente: https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-10-11/bnp-paribas-to-halt-shale-oil-financing-in-climate-change-pledge