Regístrate
Inicio > Mercados > Mercado Voluntario de Carbono > Preguntas frecuentes sobre Mercados Voluntarios

Preguntas frecuentes sobre Mercados Voluntarios


¿Cuáles son los estándares más comunes en el Mercado Voluntario?

Los cuatro estándares con las cantidades de bonos transados más altos son el Verified Carbon Standard (VCS), Climate Action Reserve (CAR), Chicago Climate Exchange (CCX) y Gold Standard (GS).

¿Cómo se transan los bonos en el Mercado Voluntario?

La gran mayoría de los bonos en los mercados voluntarios se venden en transacciones negociadas bilateralmente (Over the Counter, OTC). Los compradores en estas transacciones son o “compradores voluntarios puros,” que usan los bonos para sus propias necesidades de compensación, o “compradores pre-cumplimiento”, quienes compran bonos para cubrirse frente al riesgo de imposición de futuras regulaciones o bien como inversión.

¿Qué metodologías se pueden usar para proyectos mediante el Verified Carbon Standard?

El Verified Carbon Standard (VCS), es el estándar voluntario que cuenta con el nivel más alto de bonos transados en los mercados voluntarios, y permite proyectos basados en tres diferentes tipos de metodologías: MDL, Climate Action Reserve (CAR) y metodologías propias del VCS. Todas las metodologías tienen que pasar por un proceso de doble aprobación.

¿Cuál es la lógica económica de actuar para mitigar el cambio climático?

El cambio climático representa uno de los principales retos que enfrentamos como sociedad en el Siglo XXI. No sólo por la severidad de los múltiples impactos sobre los ecosistemas (muchos veces irreversibles) sino también por los efectos económicos y sociales que representa particularmente para los países en vías de desarrollo, en donde este fenómeno amenaza con socavar los esfuerzos que se han venido realizando para lograr un desarrollo sostenible.

De acuerdo al Informe Stern sobre la Economía del Cambio Climático (Stern Review on the Economics of Climate Change), invertir un monto equivalente al 1% del Producto Interno Bruto (PIB) anual a nivel global en acciones encaminadas a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) podría evitar los impactos más severos del cambio climático. Por el contrario, el no tomar acción global para disminuir nuestras emisiones de GEI podría ocasionar que el cambio climático produzca un impacto negativo en la economía equivalente al 20% del PIB global al final del siglo XXI.

A nivel regional, de acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su informe “La economía del cambio climático en América Latina y el Caribe“, el no tomar acciónes para mitigar el cambio climático a nivel internacional podría significar un impacto económico en la región equivalente al 137% del PIB regional al final de este siglo bajo un escenario de altas emisiones (A2).