Regístrate

Consulta Pública

Con escasas excepciones, los estándares voluntarios de carbono establecen como requisito realizar un proceso de consulta pública para asegurar que los proyectos no ocasionen impactos adversos sobre el medio ambiente y/o las comunidades locales. Mediante estas consultas, el proponente de proyecto da a conocer la actividad que planea implementar y brinda una oportunidad a los actores relevantes de hacer preguntas y comentarios. La retroalimentación por parte de los asistentes a la consulta pública debe ser adecuadamente documentada e integrada al diseño del proyecto de forma tal que se minimice su potencial impacto negativo.

Los requisitos para la intervención de los actores varían según el estándar. El Estándar Verificado de Carbono requiere que todos los proyectos Agrícolas, Forestales y de Uso del Suelo (Agriculture, Forestry and Land Use, AFOLU, por sus siglas en inglés) identifiquen la potencialidad de impactos negativos ambientales y socioeconómicos, alentando a los proponentes a llevar a cabo un proceso de consulta con las partes interesadas como ayuda para la identificación de dichos impactos.

Los resultados de las consultas con las partes interesadas así como los mecanismos para una comunicación constante deben consignarse por escrito en el documento de proyecto del VCS. En caso de que el impacto para los actores sea alto, se requiere de una consulta más detallada con las partes interesadas. El proponente de proyecto deberá juzgar el grado de detalle de la consulta y queda a criterio del verificador su revisión.

Los proyectos del Gold Standard (GS) deben contribuir positivamente al desarrollo sustentable. El GS requiere de un enfoque integral para el diseño del proyecto que contempla amplias consultas en las cuales la comunidad define los indicadores de éxito social, económico y ambiental del proyecto. La Guía sobre Evaluación de Sustentabilidad está disponible en el sitio de Internet del GS. Ésta incluye los procedimientos de consulta con las partes interesadas que los proponentes de proyecto deben tomar en consideración. Por su parte, la Reserva de Acción Climática (CAR, por sus siglas en inglés) no requiere realizar consultas públicas.

 

Consultas Públicas en el marco de otros estándares.

 

Estándar

Comentarios

Carbono Social (Social Carbon, SC, por sus siglas en inglés)

El SC requiere que la información de los indicadores se recopile directamente mediante entrevistas, reuniones y/o cuestionarios administrados a las partes interesadas. Una característica importante del SC es su criterio de mejoras anuales. Esto implica que al menos uno de los indicadores debe mejorar cada año al tiempo que ninguno debe descender por dos años seguidos. Lo ideal es que estas mejoras sean atestiguadas de manera directa por los actores locales.

Plan Vivo

El Sistema Plan Vivo es un marco de referencia para el desarrollo y manejo de proyectos de uso de tierra basados en comunidades en los que éstas últimas generan beneficios a largo plazo en materia de captura de carbono, medios de vida y ecosistemas. En este contexto, la consulta pública es una parte esencial del desarrollo de proyectos pues el involucramiento de las partes interesadas es clave para asegurar su sustentabilidad.

Estándares CCB (Clima, Comunidades y Biodiversidad)

Los proponentes de proyecto deben hacer llegar el PDD, o un documento similar que describa detalladamente tanto el proyecto como el escenario “habitual” (bussiness-as-usual), a la Alianza del Clima, Comunidades y Biodiversidad (Climate, Community and Biodiversity Alliance, CCBA, por sus siglas en inglés), la cual  lo publicará en su sitio de Internet por al menos 30 días. Esta publicación incluirá una invitación y un enlace  para que el público pueda hacer comentarios. Estos comentarios deberán ser contestados por el auditor o la Entidad Operacional Designada (DOE por sus siglas en inglés) en su reporte. Los proponentes de proyecto deben describir qué pasos se han llevado a cabo y qué métodos de comunicación se han utilizado para publicitar el período de comentarios públicos de la CCBA entre las partes interesadas. Se espera que los proponentes de proyecto tengan un papel activo frente a los actores locales en lo que respecta a la distribución de documentos clave del proyecto y la organización de reuniones informativas ampliamente publicitadas. Finalmente, los proponentes de proyecto deberán también comprometerse a diseminar su plan de monitoreo así como sus resultados, asegurándose de que éstos sean publicados en Internet y comunicados a las comunidades y otras partes interesadas. Para mayor información, consulte aquí.