Regístrate

Adicionalidad

La adicionalidad es un punto central en los proyectos de captura de carbono, tanto la adicionalidad económica como la ambiental.

El concepto de “adicionalidad económica” plantea, esencialmente, la siguiente pregunta: ¿un proyecto se hubiera llevado a cabo de todas formas, incluso en la ausencia de los ingresos provenientes de la venta de créditos de carbono? Por su parte, el concepto de “adicionalidad ambiental” implica que el proyecto en cuestión reduce emisiones de GEI por encima de lo que hubiera ocurrido en ausencia del mismo.

La adicionalidad es un elemento necesario para asegurar la integridad de cualquier reducción de emisiones obtenida por debajo de una línea de base. Sin embargo, en la práctica es muy difícil de determinar.

En el Mercado Voluntario de Carbono (MVC), la adicionalidad de un proyecto es tan importante como en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). De hecho, la mayoría de las reglas de adicionalidad del MDL aplican también para el MVC.

Existen dos enfoques diferentes para demostrar la adicionalidad de un proyecto: los criterios específicos para proyectos y el estándar de desempeño (benchmark, en inglés). El enfoque específico para proyectos involucra la evaluación de proyectos individualmente basada en una o más pruebas de adicionalidad.  Dichas pruebas están comúnmente basadas en la herramienta de adicionalidad MDL, que evalúa si el proyecto de créditos de carbono depende del ingreso por créditos (“prueba de inversión”) o si ha superado barreras importantes en su implementación (“prueba de barreras”). Asimismo, la herramienta MDL requiere que la tecnología o práctica del proyecto no sea de uso común (“prueba de práctica común”).

La mayoría de los programas también requiere que la reducción de emisiones ocurra por encima de la regulación existente en materia de emisiones, o lo que es lo mismo, que  la reducción de emisiones sea excedente a cualquier requerimiento oficial en el país anfitrión del proyecto. Debido en parte a las preocupaciones sobre la naturaleza parcialmente subjetiva de algunas de las metodologías basadas en proyectos, varios programas y protocolos de créditos de carbono incorporan o confían exclusivamente en las metodologías estandarizadas para evaluar la adicionalidad. Estas metodologías incluyen estándares de desempeño (tasas de emisión u otras características definidas basándose en actividades similares) y pruebas de práctica común bien definidas (p.ej., menores que un nivel específico de penetración en el mercado para actividades similares).

Los enfoques estandarizados tienen la ventaja de simplificar el proceso e incrementar su transparencia, pero su desventaja radica en que son menos flexibles, no permitiendo que se tomen en cuenta las condiciones específicas del sitio del proyecto. Esto significa que, cuanto más amplia sea la definición de estos protocolos de proyecto estandarizados (p. ej., alcance geográfico), más generalizadas serán las condiciones en las que se aplican. También, dependiendo de lo riguroso de sus parámetros, podrían permitir que un número importante de beneficiarios gratuitos (créditos de carbono no adicionales) entraran en el flujo del proyecto.

La Reserva de Acción Climática (Climate Action Reserve, CAR, por sus siglas en inglés) está entre los programas que se basa de manera importante en los enfoques estandarizados. Los requisitos de adicionalidad para los proyectos implementados en el marco del Estándar Verificado de Carbono (Verified Carbon Standard, VCS, por sus siglas en inglés), el Gold Standard (GS) o en el CAR, se sintetizan a continuación:

 

Estándar Verificado de Carbono (VCS)

Gold Standard(GS)

Reserva de Acción Climática(CAR)

Requisitos de adicionalidad

• Prueba de excedente sobre la regulación

• Prueba de barreras en la implementación

• Prueba de práctica común Los enfoques basados en desempeño y de tecnología positiva basado en listas serán elegibles en un futuro. En 2010 fue formado un comité directivo, asignándosele la tarea de simplificar los enfoques para establecer las línea de base y evaluar la adicionalidad mediante una serie de debates durante un periodo operativo de dos años.

• herramienta de adicionalidad para el MDL (última versión) y

• Revisión de anuncios previos

• Enfoque del Estándar de Desempeño donde sea posible

• Prueba de excedente sobre la regulación