Regístrate

Consulta Pública

El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) combina los tres fundamentos del desarrollo sustentable en su marco legal:
  • Protección ambiental, ya que los proyectos provocan una reducción en las emisiones y usualmente mejoran las condiciones ambientales locales y regionales;
  • Desarrollo social, ya que los proyectos contribuyen al desarrollo de la región a través de, entre otras cosas, transferencia de conocimientos y generación de empleos;
  • Desarrollo económico, ya que los proyectos generan ingresos adicionales a la localidad, introducen o mejoran tecnologías, etcétera.
El Protocolo de Kioto define estas metas de la siguiente manera: “El propósito del Mecanismo de Desarrollo Limpio es ayudar a las Partes que no son parte del Anexo I a lograr un desarrollo sustentable y contribuir al objetivo último de la Convención, así como ayudar a las Partes que son parte del Anexo I a lograr el cumplimiento de sus compromisos de reducción y limitación de emisiones cuantificables (…)”. (Artículo 12.2) Un desarrollador de proyecto debe demostrar que éste contribuye al desarrollo sustentable, ya que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y el Protocolo de Kioto fijan reglas estrictas en términos de sustentabilidad para proyectos del MDL. Si bien el marco regulatorio del MDL no especifica la forma en que los desarrolladores deben dar evidencias de un desarrollo sustentable, el Documento de Diseño del Proyecto (PDD), que debe ser desarrollado por los Participantes de Proyecto, está regulado por requisitos y estructuras particulares con respecto a la adicionalidad, impacto ambiental y comentarios de las partes interesadas. En particular, los proponentes de proyecto deben llevar a cabo una consulta de las partes interesadas para informar a estas sobre el proyecto y su impacto, y atender sus dudas. Las guías para el diseño de proyectos fijadas por la CMNUCC son relativamente vagas y establecen que la Entidad Operacional Designada (DOE) deberá constatar que se hayan cumplido los siguientes pasos:
  • Invitado a comentar a las partes interesadas locales;
  • Resumido los comentarios recibidos;
  • Presentado un informe a la DOE explicando de qué manera se tomó nota de cada comentario”  (Decisión 3/CMP.1, Anexo, párrafo 37(b).
En este sentido las partes interesadas se definen como: “el público, incluyendo individuos, grupos o comunidades afectados o potencialmente afectados por la actividad de proyecto del Mecanismo de Desarrollo Limpio” En resumen, el proceso de consulta brinda un foro donde la información relevante se muestra a las partes interesadas, y donde se pide a los participantes contribuir y dar retroalimentación sobre el proyecto. Estas consultas proveen un foro donde los temas sociales, ambientales y otros relacionados con la sustentabilidad que afectan a las partes interesadas pueden ser discutidos y atendidos. Implementación La consulta debe, de manera ideal, llevarse a cabo durante la fase de diseño; aunque en la práctica, y dependiendo de lo establecido en las normas nacionales referidas a la Aprobación Nacional, puede ser llevada a cabo en cualquier momento antes de enviar la actividad de proyecto propuesta a la DOE para validación. Asimismo, la Autoridad Nacional Designada (DNA, por sus siglas en inglés) puede solicitar requerimientos específicos sobre la consulta pública, los cuales deben ser tomados en consideración por los proponentes de proyecto. En principio, las invitaciones deben ser hechas de manera abierta y transparente, compilándose una lista de las partes interesadas que serán invitadas, la cual debe ser representativa y neutral. La lista de invitados y la lista de asistentes se conservarán como referencia junto con el Documento de Diseño del Proyecto (PDD). Las invitaciones serán enviadas por correo postal, electrónico, fax o a través de publicaciones en lugares públicos (conservándose algunas para referencia), cuando menos dos semanas antes de la reunión; la carta de invitación contendrá una breve descripción del propósito de la reunión, hora, fecha y lugar; también deberá contener un dirección de contacto postal o electrónica para los comentarios por escrito. De forma paralela a la invitación escrita, se puede hacer un anuncio en un periódico local. Publicidad de las consultas Los resultados de las consultas deberán ser incluidos como parte del PDD; el cual no deberá solo enlistar los comentarios y las respuestas a estos, si no también describir como se tomó en cuenta dichos comentarios en el desarrollo del proyecto. El marco regulatorio del MDL requieren que las DOE muestren públicamente el PDD por 30 días, como parte del Proceso Global de las Partes Interesadas; durante este periodo, las partes interesadas y otras partes relevantes podrán enviar sus comentarios a la DOE, la cual deberá publicarlos. Durante el proceso de validación, la DOE puede también entrevistar a algunas de las partes interesadas presentes durante la reunión de consulta previa para verificar adecuadamente la autenticidad del proceso. A manera de referencia adicional, las prácticas comunes en los proyectos ya registrados pueden ser utilizadas como guía.