Regístrate

Marco Regulatorio

El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) se establece en el Artículo 12 del Protocolo de Kioto. Los reglamentos y modalidades detalladas para el MDL fueron acordados posteriormente por las Partes en 2001, como parte de los llamados Acuerdos de Marrakech; el mismo año se constituyó la Junta Ejecutiva del MDL, como parte de la fase de pronto inicio del MDL, comenzando la construcción del marco regulatorio, de la estructura y de los procesos claves para la operación del MDL. La Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CMP) es la autoridad máxima del MDL, estando constituida por todos los países que son Partes por haber ratificado el Protocolo. La JE tiene funciones de supervisión de la implementación del sistema, regulatorias y de control del funcionamiento. La JE interviene a lo largo del ciclo del proyecto, produciendo decisiones relativas a registro de proyectos y expedición de CERS, aprobación de metodologías, acreditación de entidades operacionales y elaboración de recomendaciones y pedido de orientación a la CMP, así como tiene otras funciones vinculadas a la operación regular del sistema. Los reportes de las reuniones de la Junta Ejecutiva deben considerarse como una ‘orientación’, son públicos y están sujetos a revisión y aprobación por parte de la CMP . Asimismo, la Junta Ejecutiva se apoya para la realización de sus tareas en paneles y grupos de trabajo, que operan bajo su mandato y supervisión actuando como soporte de la JE en la elaboración de decisiones. En tal sentido, la Junta estableció los grupos de Metodología y de Acreditación, conocidos como Panels, y los grupos de trabajo de Pequeña Escala y el de Forestación y Reforestación. Los paneles y grupos de trabajo, integrado por expertos, no toman decisiones pero en su lugar lleva a cabo la evaluación técnica y envía recomendaciones a la Junta. La Junta Ejecutiva realiza reportes anuales para la CMP. La CMP toma decisiones políticas amplias y sobre el desarrollo estratégico del MDL, mientras que la Junta Ejecutiva es  la encargada de traducir estas decisiones en el tratamiento de los proyectos y en la adecuación del marco regulatorio. La credibilidad del mercado del MDL depende, entre otros aspectos, de la robustez de su marco regulatorio. Las Entidades Operacionales Designadas (DOEs por sus siglas en ingles) son entidades independientes acreditadas por la Junta Ejecutiva del MDL. Las DOEs evalúan si el proyecto  cumple con la totalidad de requerimientos de elegibilidad para el MDL (validación) y si el proyecto ha logrado la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo a la metodología de línea de base y plan de monitoreo seleccionado e implementado (verificación y certificación). Las DOE deben rendir informes anuales de su actividades a la Junta Ejecutiva del MDL. La Autoridad Nacional Designada (DNA, por sus siglas en inglés) es la entidad designada por cada país anfitrión, como responsable de analizar la contribución del proyecto MDL al desarrollo  sustentable del país en que se desarrolla la actividad,  y en caso de aprobar el mismo, emitir una Carta de Aprobación del proyecto, que será entregada a los participantes de un proyecto para que sigan adelante con el trámite de registro. La carta de aprobación es un requerimiento de la Junta Ejecutiva en el proceso de registración de proyectos MDL. La carta deberá especificar sobre qué proyecto se está expidiendo, que ha sido efectuado voluntariamente, que el país ha ratificado el Protocolo y que se contribuye al desarrollo sustentable.