Regístrate

Fondos Público-privados

Las grandes inversiones necesarias para alcanzar los objetivos de mitigación y adaptación al cambio climático necesitan movilización de fuentes de financiación, públicas y privadas, y a gran escala.

En los últimos años se ha prestado mayor atención al desarrollo de políticas e iniciativas públicas adecuadas, para aprovechar el aumento de la inversión privada en el financiamiento de la mitigación y adaptación al cambio climático. En este contexto, el concepto de fondos público-privados ha surgido como un mecanismo prometedor (World Bank, 2009).

Las instituciones financieras multilaterales y bilaterales, así como los bancos nacionales de desarrollo han movilizado recursos a los mercados mundiales de capital para respaldar los préstamos a los países en desarrollo. Los fondos con donantes privados también han ayudado a aumentar los flujos de financiación para los países de bajos ingresos y los programas globales.

La recaudación de fondos a través de asociaciones público-privadas contribuye a ampliar la base de apoyo para el desarrollo entre los actores del sector privado. En efecto, permiten a los gobiernos de los países en desarrollo aprovechar los flujos privados para cubrir los déficits de financiación, transferir los riesgos y mejorar la rentabilidad.

Un Fondo público-privado es financiado y operado a través de una asociación entre el gobierno y una o más organizaciones del sector privado. El concepto ha sido popular desde la década de 1990, y existen diferentes modelos (EIB, 2010). En algunos países, el concepto equivale a que la compensación por los servicios provistos bajo una concesión son pagados por el público. En otros países, pueden incluir todo tipo de subcontratación y asociación entre los sectores público y privado.

Un estudio reciente de la IEA sobre la gobernanza de la eficiencia energética, señaló la importancia de la participación del sector privado en la aplicación de políticas y programas de eficiencia energética (elementos clave de las estrategias de mitigación del cambio climático).

En ese estudio se definió el concepto de colaboración público-privada como “trabajo voluntario en el que el gobierno y el sector privado colaboran para analizar los problemas de política pública y realizar soluciones de manera conjunta. Éstas trabajan más eficazmente cuando se centran en un tema o problema específico (es decir, son programáticos), implican una amplia participación de entidades del sector privado, e incluyen alguna forma de co-financiación de tecnología o el desarrollo o demostración de conceptos”(IEA, 2010).

La mitigación y adaptación al cambio climático se ha convertido en una de las principales prioridades de los gobiernos. Como resultado, el sector público se ha vuelto cada vez más consciente de las barreras en términos de desarrollo, financiación y ejecución de proyectos. Las tecnologías requieren financiación considerable, sobre todo cuando se basan en tecnologías nuevas o emergentes, y en algunos casos los gobiernos no tienen fondos suficientes para invertir y dedicar grandes cantidades de recursos públicos a proyectos con perfiles de retorno de largo plazo. La asociación del gobierno con instituciones financieras locales y otras fuentes privadas de financiamiento permite ofrecer instrumentos orientados al mercado enfocados en superar las barreras de mercado, sin la necesidad de acudir a programas de subsidios directos. Los fondos público-privados permiten que los gobiernos de los países en desarrollo movilicen fondos para sus programas de mitigación y adaptación al cambio climático con sólo una fracción de los fondos públicos que de otro modo sería necesario, con el sector privado tomando riesgos financieros y de desempeño.

En general las características de los fondos público-privados para financiar programas de mitigación y adaptación al cambio climático son:

  1. Relación contractual (o acuerdo formal) entre una entidad pública y una organización privada
  2. Asignación de riesgos entre los socios público y privado consistente con su disposición y  capacidad para mitigar los riesgos, con el fin de fomentar el financiamiento por parte del socio privado
  3. Movilización de financiamiento aumentado
  4. Pagos al sector privado por la prestación de servicios al sector público.

Por lo tanto, los fondos público privados se enfocan en financiar proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático mediante la cooperación del gobierno o agencias gubernamentales con instituciones financieras locales, creando un impacto positivo en la economía y en el ambiente.