Regístrate

Agricultura

La importancia del gasto público en investigación agrícola: las experiencias de China y Brasil

La importancia del gasto público en investigación agrícola: las experiencias de China y Brasil

Las inversiones estratégicas en el sector agrícola pueden tener efectos transformadores.

Un mayor rendimiento de los cultivos no solo conduce a mejores medios de subsistencia para los agricultores, sino que también aumenta la demanda de bienes y servicios en áreas rurales, lo que da lugar a nuevas oportunidades de desarrollo económico. También puede generar precios de los alimentos más bajos; esto reduce el porcentaje de gastos en alimentos de los hogares y crea mercados para otros sectores de la economía.

La investigación agrícola es un bien público y tiende a no ser provisto de manera suficiente por parte del sector privado. En consecuencia, los Gobiernos pueden hacer contribuciones útiles en esta área. Estudios recientes en varios países latinoamericanos, africanos y asiáticos muestran que un mayor gasto público en agricultura es particularmente bueno para promover el crecimiento.

El desglose del gasto agrícola en gastos de investigación y de no investigación muestra que el gasto en investigación es especialmente efectivo. El suministro de otros bienes públicos, como servicios de extensión agrícola y sistemas de irrigación, también es beneficioso.

China tiene el sistema de investigación y desarrollo agrícola más grande del mundo. Sus investigaciones tienen base en la Academia China de Ciencias Agrícolas, en universidades y en la Academia China de Ciencias, que juntas conforman más de 1100 institutos de investigación. China se está convirtiendo en uno de los líderes de la cooperación Sur-Sur junto con países africanos, muchos de los cuales ahora se benefician gracias a sus investigaciones.

La tecnología agrícola también ha sido uno de los puntos fuertes de Brasil, ya que se estima que el 41% del total de la investigación agrícola de 2006 en América Latina se efectuó en dicho país. El Sistema de Investigación e Innovación Agrícola ha contribuido enormemente para que la eficiencia agrícola creciera casi cuatro veces más sobre una base por trabajador. La Corporación de Investigación Agrícola de Brasil, una empresa estatal, ha desempeñado un papel decisivo en el aumento de la superficie terrestre utilizada para cultivos. De modo similar, muchos programas agrícolas de Brasil fueron desarrollados teniendo en cuenta la sostenibilidad. Por ejemplo, a fin de calificar para una ayuda en materia de precios y programas de créditos, los agricultores deben respetar las leyes de zonificación. Otro programa, Moderagro, proporciona créditos a los agricultores para que mejoren sus prácticas agrícolas y preserven los recursos naturales; Produsa proporciona créditos para plantaciones en tierras agrícolas cuyo suelo está degradado; y Propflora utiliza créditos para alentar la forestación (particularmente, para extraer aceite de palma).

Fuente: PNUD (2013): Informe sobre Desarrollo Humano 2013

,

Actualizado por última vez el hace 750 días por Verónica Gutman